ADSENSE

jueves, 17 de abril de 2014

EL AMOR SEGÚN SAN PABLO

Shalom, herman@s:
El canto que os traigo hoy está inspirado en la Carta de San Pablo a los Corintios (Cor. 13, 4-13 ), y se conoce también como Himno a la Caridad. En él San Pablo nos habla del amor de una forma que sigue siendo completamente actual, y de la que podemos hoy en día seguir aprendiendo: “si no tengo amor, no soy nada.”
Os dejo a continuación la lectura, y un poquito más abajo la canción, para que podáis reflexionar y sacar vuestras propias conclusiones:

Hermanos: 
Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino excepcional.
Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden.
Ya podría tener el don de profecía y conocer todos los secretos y todo el saber, podría tener fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada.
Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.
El amor es paciente, afable; no tiene envidia; no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita; no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad.

Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.
El amor no pasa nunca. ¿El don de profecía?, se acabará. ¿El don de lenguas?, enmudecerá. ¿El saber?, se acabará.

Porque limitado es nuestro saber y limitada es nuestra profecía; pero cuando venga lo perfecto, lo limitado se acabará. Cuando yo era niño, hablaba como un niño, sentía como un niño, razonaba como un niño. Cuando me hice un hombre acabé con las cosas de niño.

Ahora vemos confusamente en un espejo; entonces veremos cara a cara. Mi conocer es por ahora limitado; entonces podré conocer como Dios me conoce. En una palabra: quedan la fe, la esperanza, el amor: estas tres. La más grande es el amor. 




Esta es una lectura que se suele leer en las ceremonias de boda, y ese es un momento ideal para cantar la canción, que podéis escuchar aquí:


¿Ya conocías esta canción? Pues dime tú que quieres que te cante.

EL AMOR, según S. Pablo

DO     DO7     FA     SOL
(C     C7     F     G)


Aunque hablara yo las lenguas
De los ángeles y los hombres
Si me falta amor, nada soy.

Si tuviera profecía
Y conociera los misterios
Si me falta amor, nada soy.

El amor, el amor, el amor, el amor
Si me falta amor, nada soy.

Porque todo aquel que ama
Ha sido amado por Dios
Y además por su Hijo
Con amor

El amor, el amor, el amor, el amor
Si me falta amor, nada soy.