ADSENSE

martes, 22 de abril de 2014

RUMBO FIJO


Shalom, herman@s:

En el canto que os traigo hoy aparece otra vez el agua como elemento fundamental. Son muchas las referencias al agua que podemos encontrar  en la Biblia, como ya comentamos en:


Hoy en concreto hablamos del mar, una inmensidad de agua en la que el hombre necesita una guía para no perder el rumbo. De una manera similar, nos cuenta esta canción, el Señor es nuestro faro para no perder el rumbo en nuestro caminar por la vida. ¿Qué sería de nosotros si no siguiéramos su luz?



Rumbo Fijo es un canto tranquilo, dulce, muy apropiado para interpretarlo durante la Comunión. En él, se nos presenta un Dios padre en todos los sentidos: un padre que nos ofrece protección, un padre que nos guía (estrella de mi navegar / faro que luce en el ancho mar) y nos ampara (puerto que da seguridad), y sin el cual andaríamos perdidos, a la deriva (el ancla de mi embarcación). La letra, realzada por los suaves compases de la música, nos envuelve, nos arropa y nos guía hacia la paz que solo El puede darnos.

Os dejo aquí un vídeo para que podáis verla y escucharla:




¿Ya conocías esta canción? Pues dime tú que quieres que te cante.



RUMBO FIJO

DO       FA       SOL       mi       la       re

(C          F        G             e          a        d )

Eres Tú la estrella de mi navegar,

eres Tú puerto que da seguridad.

La playa serena donde

Mi barca amarrada está,

Faro que luce

En el ancho mar

Rumbo fijo hacia la eternidad,

nueva vida en ti voy a encontrar.

Eres Tú el ancla de mi embarcación,

eres Tú mano segura en el timón.

RUMBO FIJO...

Eres Tú nuestro maestro y Señor.

Eres Tú nuestro camino salvador.