ADSENSE

lunes, 8 de septiembre de 2014

TOMADO DE LA MANO

Shalom, herman@s:

Tomado de la mano es una canción de esas que se disfruta cantándolas. No os podéis imaginar el ambiente tan festivo que se crea en la misa cuando se canta esta canción. Cuando la oigáis, imaginárosla un domingo por la mañana, en una Misa de la Familia, con una iglesia repleta de niñ@s. Sin duda esta es una de las canciones que l@s niñ@s aprenden con más facilidad y les encanta. 
Podría deciros que casi todos los domingos alguno de l@s niñ@s me pregunta: “Sonia, ¿hoy cantamos tomado de la mano?” Y cuando la respuesta es “sí” hay quien incluso aplaude. Además nuestro párroco invita a l@s niñ@s a acompañar este canto con palmas y el resultado es espectacular: alegría en estado puro para dar calor a la comunidad incluso en los más fríos días del invierno. Como podréis ver al inicio del vídeo, es una canción que se puede cantar tanto en el momento de Entrada como en el de la Comunión. En mi coro cuando la cantamos en la Entrada solemos cantar sólo una estrofa y el estribillo, por no alargar demasiado ese momento. En la Comunión hay tiempo de sobra para cantarla entera y disfrutarla. Son varios los pasajes del Nuevo Testamento en los que aparece la parábola del buen pastor, concretamente en los evangelios de Lucas  y de Juan. A mi me parece un pasaje muy bonito y muy fácil de comprender para l@s niñ@s, quienes enseguida identifican la figura del pastor con alguien familiar, cariñoso, y sobre todo protector de su rebaño.




Os dejo aquí el vídeo para que podáis verla y escucharla:



¿Ya conocías esta canción? Pues dime tú qué quieres que te cante.



TOMADO DE LA MANO

(acordes MAYORES en MAYÚSCULA, menores en minúscula)

SOL/G       DO/C       RE/D       si/b      mi/e      la/a       SOL7/G7
TOMADO DE LA MANO CON JESÚS YO VOY,
LE SIGO COMO OVEJA QUE ENCONTRÓ AL PASTOR.
TOMADO DE LA MANO CON JESÚS YO VOY,
A DONDE ÉL VA. (bis)
Si Jesús me dice amigo, deja todo y ven conmigo,
donde todo es más hermoso y más feliz.
Si Jesús me dice amigo, deja todo y ven conmigo,
yo mi mano pondré en la suya e iré con Él.

Yo te llevaré, amigo, a un lugar conmigo
donde el Sol y las estrellas aún brillan más.
Yo te llevaré, amigo, a un lugar conmigo
donde todo es más hermoso y más feliz.