ADSENSE

viernes, 20 de febrero de 2015

TU CRUZ, MI CRUZ (Autor: Javier Álvaro)

Shalom herman@s:
 Os traigo hoy un canto de Cuaresma, el tiempo litúrgico que comenzó el pasado miércoles, miércoles de ceniza y que finalizará transcurridos 40 días a partir de ese día, con la llegada de la Semana de Pasión o Semana Santa, un tiempo que, como buena cofrade, adoro. El número 40 está muy presente en la Biblia y así lo hemos reflejado nosotros en la duración de la cuaresma: 40 días, como los 40 días de Moisés y de Elías en la montaña, los 40  días que pasó Jesús en el desierto, los 40  días que duró el diluvio universal, o los 40  años en los que el pueblo judío vagó por el desierto.

Nuestro amigo Emanuel Morales Rergis me pidió a través de nuestro canal de YouTube que compartiera un canto de cuaresma. No me pidió ninguno en concreto, así que he optado por Tu Cruz, Mi Cruz (autor Javier Álvaro), que es uno de mis favoritos.



La Cuaresma es un tiempo en el que debéis observar ciertos detalles al decidir qué cantos interpretar en misa. No se canta ni Gloria ni Aleluya durante el tiempo de Cuaresma. Las lecturas y temas de este período giran en torno a la conversión, el arrepentimiento, la penitencia, el perdón… La Cuaresma es el momento de prepararnos para la Pascua. El color asociado a la cuaresma es el morado, que representa el sacrificio, el duelo y la penitencia. Es, pues, un tiempo de reflexión y conversión espiritual y por eso he pensado en esta canción, cuya letra nos lleva hacia una reflexión sobre nuestros actos y sobre cómo nos tomamos la llamada de Jesús. 
Nuestro papa Francisco ha advertido, en su mensaje para la Cuaresma 2015, que estamos viviendo una especie de indiferencia mundial, lo que él ha llamado la globalización de la indiferencia, y nos anima a combatir esa actitud egoísta e indiferente hacia Dios y hacia el prójimo. EL papa nos pide que fortalezcamos nuestros corazones y nos renovemos. Creo que Tu Cruz, Mi Cruz puede aportar un granito de arena a nuestra reflexión: reflexionemos sobre lo que hizo Jesús por nosotros (“por todos mis errores, Tú has muerto desangrado”) y pensemos qué hacemos nosotros por El y por nuestro prójimo (“Y aun sigues muriendo cuando un niño pequeño  se muere a nuestro lado pidiendo alimento.”) Os dejo aquí el vídeo para que podáis aprenderla:





La Cuaresma es, en definitiva,  el tiempo perfecto para conocer y apreciar la Cruz de Jesús. De esta forma, aprenderemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección.


¿Ya conocías esta canción? Pues dime tú qué quieres que te cante.


TU CRUZ, MI CRUZ


Por todos mis defectos, por todos mis pecados,
por todos mis errores, Tú has muerto desangrado.
Quisiera desclavarte, curarte las heridas,
besar tus santas manos, hacer lo que me pidas.
Pero he llegado tarde fue veinte siglos antes,
cuando bebiste de ese cáliz
Y aun sigues muriendo cuando un niño pequeño,
se muere a nuestro lado pidiendo alimento.

EN TU CRUZ SIGUES CLAVADO
EN TU CRUZ SIGUES SUFRIENDO
CON TU CRUZ SIGUES LLAMANDO A TU PUEBLO
Y MI CRUZ ME PESA MUCHO
CON PROBLEMAS QUE SON NADA
Y ME QUEJO DE LAS COSAS
SIN PENSAR QUE TÚ ME LLAMAS
OOOOOH

Y mi cruz me pesa mucho con problemas que son nada
y me quejo de las cosas sin pensar que tú me llamas.
Tus rodillas ya no aguantan todo el peso de estos siglos
y yo que no llevo nada me he dormido en el camino,
me he dormido en el camino

EN TU CRUZ SIGUES CLAVADO…